Estilo

El mejor regalo que puedes dar y recibir: Gratitud

La Navidad, además de la alegría de las festividades para muchos podría también llegar con momentos de tristeza o melancolía. Sin embargo, una de las cosas que está comprobada ayudará a que te sientas mejor, es la gratitud. En la psicología positiva, la gratitud está asociada con mayor felicidad.

¿Pero que es la gratitud? Proviene de la palabra en latín “gratia”, que significa gracias, agraciado o agradecido. A través de tener la capacidad de agradecer, las personas aprenden a reconocer lo bueno en su vida y conectar con algo mucho más grande, más allá de si mismo.

Según la Universidad de Harvard, estudios realizados por psicólogos indican que las personas que regularmente expresan gratitud son más optimistas y se sienten más contentas con su vida. Las personas que agradecen la amabilidad de otros impactan positivamente a ambas partes. Además, está comprobado que la gratitud puede mejorar las relaciones personales con tu pareja, amigos y hasta compañeros de trabajo, haciendo que la gente esté más comprometida con la relación.

Sin embargo, la gratitud también depende de la madurez emocional de la persona. Estudios realizados con adolescentes comprobaron que cuando ellos ofrecen un agradecimiento (a pesar del impacto positivo que tiene en la persona que lo recibe) en realidad el hacerlo para el adolescente no conlleva ningún impacto medible en su bienestar.

Así, tal vez es el momento de evaluar nuestro nivel de madurez emocional. Si todavía no tenemos el hábito de agradecer, debemos encontrar la manera de incorporarlo en nuestras vidas. En estas fechas hay 5 cosas que puedes hacer para que el agradecimiento sea parte de tu vida y por ende bienestar:

  • Realiza una evaluación personal e identifica todo lo que debes agradecer en tu vida. Si lo puedes incorporar en tu rutina cotidiana, aún mejor.
  • Agradece a la gente que te rodea e impacta positivamente. Más allá de regalos, en esta época si mandamos un mensaje Navideño a nuestros seres queridos o si podemos llamarlos o visitarlos, tendrá un gran efecto multiplicador.
  • Cuando algún familiar, amigo o compañero de trabajo haga algo que te genere felicidad o que sea algo que aprecias, díselo.
  • Cuanto te inviten a una casa, agradece la invitación llegando con algún detalle para el anfitrión. El día después, si disfrutaste la reunión, agradécele al anfitrión. Esto es aún más importante si es un familiar que recibirá a toda la familia para la cena de Nochebuena en su casa.
  • Agradece a la gente que te envía buenos deseos para estas fechas y más aún si se tomó el tiempo de enviarte un regalo.

El agradecer no solo tiene un impacto en la persona que lo da, sino que también es exponencial e impacta positivamente a todos los que toca. Así, este es el mejor regalo que puedes darles a todas esas personas especiales en tu vida esta Navidad.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*