Comida

Paella Casera

Los orígenes de la paella se lo debemos a los invasores que estuvieron en la península Ibérica. Como tu sabrás, el arroz es originario de Asia. Sin embargo, fueron los árabes quienes introdujeron a España el azafrán y el arroz para su cultivo. El recipiente en donde se prepara este delicioso platillo, denominado “patela”, data de la época de la ocupación de Hispania por los romanos. Con el paso del tiempo, los campesinos fueron perfeccionando este platillo en la zona del lago de la Albúfera, resultando en la Paella la Valenciana.  Sin embargo es curioso, que no es una paella desbordada de ingredientes la que inventan, sino un arroz cocinado a la leña con anguilas, caracoles y judías verdes. Algunos argumentan que también incluía pollo.

IMG_6489

Por lo mismo, lo que es claro es que para hacer una buena paella, lo importante más que la cantidad de ingredientes, es la calidad.

En nuestra opinión, para hacer una buena paella necesitas 5 cosas. Una fuente constante de calor que no sea muy fuerte y que cubra toda la paellera (un asador resulta ideal para hacer paella y también puede funcionar un horno si cabe la paellera completa), un sartén con una amplia superficie que ayude a que se evapore el caldo (nos encanta una buena olla de barro sin mucha profundidad que también le agrega sabor aunque puedes utilizar la típica paellera), un buen fondo o consomé (preferiblemente de pescado) y tus ingredientes favoritos (incluyendo azafrán, algunas verduras, algún tipo de mariscos) y sobre todo utilizar un arroz especial que no se bata fácilmente. Nuestra arma secreta para hacer paella, es el arroz Cristal.

Lo maravilloso de la paella es que puedes ponerle lo que quieras. Recomendamos hacer una con camarón, cebolla, ajo, chícharos, zanahorias, pimiento, fuet (un embutido catalán), fumé de pescado, páprika y claro, azafrán.

Ya terminada la paella, hay que espolvorear al final un poco de perejil y ¡listo! Con esos ingredientes, será más que suficiente, pero sobre todo, el arroz se sentirá ligero, no habrá nada de esa sensación grasosa que luego tienes cuando compras una paella mal hecha o ese color amarillo brillante producto de la adición de cúrcuma para engañar al cliente y hacerle pensar que se utilizó mucho azafrán.

Te garantizamos que una vez que la hagas en casa, ¡nunca volverás a comprarla!

***

Aquí te incluimos un paso por paso para hacer paella en casa.

 

Paella Moolli

(para 4 personas)

¼ taza de aceite de oliva

2 cebollas picadas finamente

2 dientes de ajo picados finamente

200 gramos de fuet (puedes reemplazar con salchicha curada de cerdo o chorizo español)

1 1/2 cucharadas de páprika

2 pimientos (pelados, sin piel) cortados en cubos

4 tazas de arroz

16 tazas de consomé de pescado o de pollo

Sal de grano al gusto

2 paquetes de polvo de azafrán (lo venden en el supermercado)

1 bolsa de chícharo y zanahoria congelada (ya descongelados)

36 camarones de tamaño mediano con piel

100 gramos de almejas

4 Cucharadas de Perejil picado finamente

Sobre la estufa, calienta el sartén donde vayas a cocinar la paella. En otra pon el consomé y caliéntalo. Agrega el aceite. Sofríe la cebolla y cuando esté transparente agrega los ajos. Incorpora el fuet y la páprika y cuando esté dorada, las verduras. Disuelve el azafrán con un poco de consomé caliente y añádelo al sartén. Finalmente incorpora el arroz e integra los ingredientes.

Si la vas a cocinar en el asador, este es el momento cuando llevaría la paellera al asador. Una vez que la hayas acomodado bien sobre las rejillas, agrega el consomé, sazona (cuidado si el consomé es comprado, ya que podría estar bastante salado) y deja que empiece a hervir, cuando esté hirviendo, bájale a la temperatura y cierra la tapa de tu asador (si no tiene, no te preocupes cocinándolo sin la tapa). Deja que se cocine 20 minutos. Añade los camarones, escondiéndolos entre el arroz junto con las almejas. Cierra la tapa (o si no tiene tapa tu asador cubre tu paellera con papel aluminio los últimos minutos para garantizar la cocción pareja de tu paella) y cocina por 10  minutos más o hasta que tus mariscos estén cocinados.

Si la vas a cocinar en el horno. Todavía sobre la estufa agrégale el consomé y deja que hierva. En ese momento deberás bajarle al fuego y cocinar tu paella por 20 minutos. Agrega los camarones y mete la paellera en el horno previamente calentado a 210 grados centígrados (425 Farenheit) los últimos 10 minutos de cocción.

¿Cómo sabes cuando la paella está lista?

El arroz debería estar al dente, no apelmazado y el líquido debería estar totalmente absorbido. Si todavía se ve un poco de líquido significa que le falta todavía cocinarse más.  Si ya está demasiado seca, puedes también agregarle un poco más de consomé o agua. Esto puede variar, dependiendo de la fuente de calor.

A los españoles les encanta que su paella tenga “socarrat” que viene de socarrar que significa tostar ligeramente. Es el premio de una paella bien hecha. Para obtenerla hay que incrementar al final el calor y escuchar la paella hasta que empiece a tronar y dejarla cocinar un minuto. Para checar si ya se formó la costra, inserta una cuchara y siente si en el fondo de la paellera hay una resistencia abultada al pasar la cuchara. Si la sientes, ya tienes el socarrat.

Una vez que se haya absorbido todo el líquido y tengas socarrat, la paella necesita descansar. Agrégale el perejil espolvoreando en toda la parte superior y cúbrela con una toalla o papel aluminio y déjala reposar fuera del fuego de unos 5 a 10 minutos.

Nota sobre agregarle otros ingredientes

Si vas a agregarle algún tipo de proteína como pollo o cerdo, te recomiendo que antes de sofreír la cebolla, cocines el pollo o el cerdo. Una vez cocido, remuévelo del sartén. Puedes hacer este paso un día anterior. El pollo y cerdo lo agregarás al final en el momento que sugiero agregar los camarones, así como salchichas o cualquier otro ingrediente que ya esté cocinado. Si quieres agregar almejas estás también se agregarían al momento de que añadas los camarones y es importante no comerte las almejas que no abran. Hay muchas recetas para hacer paella, y hay gente que a su sofrito de ajo con cebolla le agregan tomate. Si vas a ponerle muchas cosas, sugiero que le agregues dos cucharadas de concentrado de tomate al momento en que sofrías la cebolla. Si sólo le vas a poner pocos ingredientes, considero que es mejor omitirlo para dejar que cada ingrediente brille en tu preparación.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*