Viajes

Belice y la Isla Bonita

A pesar de compartir fronteras con nuestro país, Belice es un destino que no está en el radar de muchos mexicanos. Para llegar a San Pedro, uno puede viajar a la ciudad de Belice y de ahí tomar un taxi por el mar o conectar vía Chetumal. Si uno llega vía Chetumal se puede reservar previamente un taxi beliceño para que te lleve del Aeropuerto de Chetumal, cruzar la frontera por el pueblo desangelado de Corozal y de ahí tomar una avioneta a la Isla de San Pedro. Un dato curioso es que esta isla se hizo famosa gracias a la canción de Madonna, Isla Bonita.

file_2592x1944_033788

San Pedro es una isla, que no tiene mucho de paradisiaco si uno se queda en el Centro. Sus calles son estrechas, muchas de ellas todavía no pavimentadas. Los edificios son de madera y hay  un sin fin de comercios. Es una ciudad muy caótica. Los coches en su mayoría han sido sustituidos por pequeños carritos de golf personalizados por sus dueños, que se mueven rápidamente de un lado a otro transportando a sus habitantes que van vestidos desde trajes, hasta los expatriados quemados por el sol, con lentes oscuros y rastas, sin zapatos.

Lo que recomendamos es quedarte en alguno de los hoteles en la costa de la isla. Ahí, si verás el paraíso, es un mar hermoso. Para llegar a los hoteles lo recomendable es tomar un taxi de agua. Un hotel que recomendamos es el hotel Las Terrazas.

El hotel es cómodo y aún conserva un tamaño ideal ya que aunque esté lleno , es lo suficientemente amplio, que no se siente la presencia de los demás huéspedes. Hay tanto casas como cuartos que puedes reservar, dependiendo del número de personas que viajen. Los cuartos estan perfectamente equipados y son extremadamente cómodos, con pantallas de plasma y una pequeña cocineta. Tanto la alberca, como la playa, son lugares ideales para descansar y pasar el rato leyendo. Lo único que oirás son las olas y el viento moviendo las palmeras.

Para comer o cenar, a solo unos pasos del hotel, se encuentra un pequeño restaurante, llamado Rendevouz, en el cual sirven comida de fusión asiática y francesa. Recomendamos un cangrejo preparado en una infusión picante al estilo Singapur, que literalmente esta para chuparse los dedos, así como el Pad Thai, con sabores a tamarindo, cacahuate y cilantro con una buena porción de pollo y camarón.

A solo un paseo en bote, también podrás deleitarte con las preparaciones italianas en el restaurante Mambo, ubicado dentro del Hotel Matachica. El hotel es pequeño con aire chic e informal y también resulta una buena opción para quedarte en la Isla. En su restaurante podrás deleitarte con una deliciosa pasta hecha en casa, con una fresca salsa de tomate, albahaca fresca y auténtico queso parmesano.

Una visita a Belice no estaría completa sin una esnorqueleada o buceada en sus arrecifes, los cuáles, al igual que en el Caribe Mexicano, están llenos de un sin fin de peces multicolores, pero además, seguramente te toparás con tiburones gatas, que se acercan curiosamente ver a los visitantes.

Belice es un destino que vale la pena conocer, si lo que te gusta es el mar caribe, playas con arenas finas y blancas, así como actividades dentro del mar. Es una escapada deliciosa que sin duda, a pesar de que me toma un poco más de tiempo llegar, vale la pena.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*