Comida

Vida más saludable con fermentos caseros.

Una de las tendencias gastronómicas de este 2019 es el mayor consumo de alimentos fermentados. Ancestralmente, dicha técnica era utilizada para conservar los alimentos. Recientemente también se ha comprobado que este tipo de preparaciones son ricas en probióticos, bacterias “buenas, atribuyéndoseles todo tipo de propiedades benéficas para quien los consuma.

De acuerdo con la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, existe una creciente evidencia científica de que se pueden tratar y hasta prevenir ciertas enfermedades con alimentos y suplementos que contienen cierto tipo de bacterias vivas. Es más, algunos especialistas en enfermedades digestivas están recomendando suplementos probióticos para prevenir desde enfermedades gastrointestinales, la reducción de desarrollo de alergias en niños y hasta para evitar infecciones típicas en las mujeres.

En todo el mundo a través de la fermentación se conservan los alimentos. En lugares como Corea, China y Japón, las técnicas de fermentación han sido utilizadas milenariamente. Su clima extremo implica un verano bondadoso en donde todo crece y un invierno helado, en donde en el pasado, su supervivencia dependía de lo que habían podido almacenar durante el verano. En Corea, es frecuente encontrar sobre todo en los barrios tradicionales, grandes vasijas de cerámica reposando en el sol con deliciosas preparaciones, incluyendo el tradicional Kimchi (una preparación a base de col fermentada con el chile picante de la región), un sin fin de combinaciones de vegetales, hasta fermentados más complejos como de pescado y calamares.

Para poder hacer fermentados en casa se requieren de cuatro elementos. Uno, la vasija en donde fermentar. Dos, la receta. Tres, los ingredientes que vamos a preparar. Y cuatro, el tiempo.

Normalmente un paso básico para para la fermentación es su monitoreo continuo. Sobre todo, si se preparan en vasijas cerradas ya que es necesario liberar los gases de dióxido de carbono que se generan durante el proceso. Sin embargo, actualmente existe aditamentos, como el de “Nourished Essentials” nourishedessentials.com. Es una tapa diseñada para utilizarse con los típicos frascos para envasar tipo mason, que nos ahorran muchísimo trabajo y garantizan el éxito de nuestro fermentado. El aditamento libera automáticamente los gases y prácticamente hace que el fermentado se prepare solito. Por lo mismo para este primer paso, recomendamos usar una mason jar y una tapa de este tipo.  

La empresa de Nourished Essentials cuenta con su recetario, así como un fórum de usuarios que comparten sus recetas. Sin embargo, si uno desea adentrarse en el mundo de la fermentación, recomiendo dos libros en inglés escritos por Kirsten K Shockey y Christopher Shockey, de nombre “Vegetable Ferments” y “Fiery Ferments” en donde explican tanto el proceso de fermentación de vegetales, así como fermentados picantes respectivamente http://ferment.works/

Para comprar los ingredientes recomendamos darte una vuelta por la zona Rosa en donde existe una comunidad Coreana. En esta zona  uno puede encontrar en la calle de Hamburgo y Londres supermercados en donde encontraremos todo lo necesario para esta preparación, desde la col alargada, hasta los condimentos.

Siguiendo estos pasos, en menos de 10 días, tendrás un kimchi casero excepcional y fácil de preparar. 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*